“Desconectar” Turismo

turismoHuyamos por favor de tópicos y sí, cuando queramos ir a un lugar de masas a tumbarnos con un libro, hagámoslo sin prejuicios, pero esas otras veces en las que reina en nuestro espíritu la cordura, elijamos un destino coherente a nuestra forma de vida. Si somos ecológicos o vegetarianos o macrobióticos o alternativos o espirituales o todo junto pues estemos orgullosos de ello también en vacaciones. No somos “únicos” ni “raros” y el sector de la hostelería ya se ha puesto las pilas para ofrecernos una escapada a nuestra medida. Las grandes cadenas hoteleras ya tienen en sus populares, calóricos y vacuos buffets, rincones cada vez menos arrinconados con cartelitos que especifican qué alimentos son bajos en sal, orgánicos, para diabéticos, sin gluten, etc… Pasitos. Aunque puestos a soñar pues despertémonos en una cama con sábanas ecológicas en una habitación sin wifi ni tele ni ruidos, que se calienta con placas solares o pellets y que te sirve en el desayuno unas deliciosas tostadas de kamut con un aceite de oliva orgásmico. ¿Reservas? Descubre en Green.eco cada mes uno de estos destinos y sorpréndete de cómo la sostenibilidad es perfectamente compatible con el confort, la belleza y la autenticidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *