Reciclando la economia

Si incineramos 10.000 toneladas de basura, se crea un puesto de trabajo.

Si enterramos 10.000 toneladas de basura, serán seis las altas laborales.

Si se someten a reciclaje 10.000 toneladas de basura, se generan 36 empleos.

¿Y si esas 10.000 toneladas se someten a reciclaje, reparación y reutilización? Sorpréndanse porque el número de puestos de trabajo mínimo que prevé la Comisión Europea que se crean es de 140, sí, decenas de empleos estables y de calidad podrían generarse con sólo aplicar políticas de economía circular a la gestión de nuestros residuos.

No es ciencia ficción sino políticas reales que pueden y deben ir implementando nuestros gobiernos para cumplir las normativas europeas y exigencias que entrarán en vigor en el 2.020. La naturaleza es la gran maestra sobre cómo aplicar la economía circular. En nuestro propio enterramiento acabaremos siendo nutriente cerrando así el ciclo de la vida. ¿Somos un ratón dando vueltas en la noria del consumo que sólo salta cuando está exhausto? Creo que no. Somos más que cuerpos satisfaciendo deseos carnales. Tenemos conciencia. Debemos cooperar con la naturaleza y seguir su ejemplo en nuestras formas de vida, empleo, transporte, desarrollo… La tecnología debe estar a nuestro servicio y por tanto al del bienestar del planeta respetando sus límites y gestionando sus recursos con eficiencia porque son finitos y no tenemos derecho a legar un planeta exhausto por nuestra incapacidad de aplicar medidas políticas, acciones personales, colectivas, laborales en cuyo cambio ganamos todos. No hay residuo que no pueda ser reutilizado, no hay basura sino en nuestra capitalista y agresiva forma de consumir.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *