Propósitos verdes 2017

Tenemos que afrontar un nuevo año y por nuestro propio bienestar debemos hacerlo positivamente. Se puede. Del negro al blanco, como de un nuevo amanecer hacia una forma de vivir más sencilla y menos inmersa en dinámicas que evitan que disfrutemos de lo que realmente nos hace feliz. Reverdezcamos nuestras vidas regándolas con hábitos más naturales que enraícen con lo que de verdad importa. Para este nuevo comienzo habrá que dar continuidad a todo aquello que nos hace sentir más vitales y eliminar todas las toxinas que afecten a nuestro organismo, llámense estas personas negativas, grasas, excesos de trabajo, ausencia de divertimentos, vicios o negatividades. Apostemos por nosotras mismas, por los proyectos que están esperando que les emprendamos y desarrollemos, por los sueños a cumplir antes de que caduquen. Y si caducan reinventemos unos nuevos porque cada edad es la exacta para volver a empezar. Y si nos falta inspiración, busquémosla donde la hay. Por ejemplo en nuestra agenda mensual que siempre viene cargadita de charlas, talleres y conferencias en las que socializar con gente que como tú tiene hambre de vivir de forma más plena y consciente. No dudes en dejarte influir por quienes han experimentado, estudiado y practican maneras de existir con mayor plenitud habiendo ampliado sus fuentes de conocimiento. Somos muy jóvenes para desaprender todo aquello que nos pesa y ralentiza, y suficientemente maduras para profundizar en aprendizajes que nos permitan que este momento sea único y especial gracias a nosotras mismas. Las personas, nuestra humanidad, deben empoderarse para ayudar en el cambio colectivo que depende de la actitud de cada una de nosotras. Empecemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *