Productos

productosLa madre tierra se devasta con el mal uso de años y años de una agricultura sin sentido común y cada vez con más químicos. Hay que frenar estas prácticas para preservar la fertilidad natural de nuestra tierra. Es sencillo devolverla su capacidad de nutrir nuestros alimentos. Es cuestión de cerrar el círculo y compostar nuestros residuos para que fertilicen las diferentes capas en las que debe haber la mayor biodiversidad posible. Una gran amenaza para la tierra son los monocultivos pero claro, nada que ver con el daño irreparable que ocasionan los fitosanitarios y químicos varios. Es nuestra obligación devolver a la tierra su vigor y naturalidad con prácticas ecológicas, recuperar semillas tradicionales y respetar la temporalidad de cada especie. Nuestro cuerpo instintivamente sabe alimentarse de los productos de temporada porque nos rige la sabia madre naturaleza. Así que controlemos la sin razón de nuestra razón para permitirnos de disfrutar de la frescura y plenitud de sabor y propiedades de un alimento de proximidad y recogido en temporada. Mmmmmmm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *