Sin Iphone podemos vivir, pero sin alimento NO. (Conclusiones de las Reuniones sobre Agricultura en el Parlamento Europeo)

IMG_4913WEBEn el Parlamento Europeo se trabaja y mucho. Quienes hemos tenido la oportunidad de visitarlo y charlar con los eurodiputados, hemos visto su esfuerzo. Partidos de derechas, independientes, centralistas, federalistas, de todos los colores, procedencias y tendencias comparten este foro de babel dónde se juega el futuro de todos los europeos con directivas que a veces ignoramos pero que condicionan las posibilidades de gobernar de nuestros electos nacionales y locales. Por eso tener la oportunidad de acompañar a un grupo de trabajo, y además de la mano del grupo de los Verdes, para conocer de primera mano la actualidad agraria europea, nos pareció una cita ineludible y por eso recogemos algunas valoraciones en este artículo.

El 80% del territorio europeo es agrícola y el 20% de la población se dedica a estas faenas. Las políticas agrarias de estas últimas décadas han ido encaminadas a garantizar la sostenibilidad económica de las tierras pero no de forma equilibrada con la sostenibilidad ambiental y social. Una gestión sostenible del territorio debe cumplir los 3 requisitos: económico, social y ambiental.

¿Cuáles son las necesidades de la política agraria europea? En primer lugar urge una nueva legislación europea común que frene los desequilibrios existentes entre territorios y que está llevando a un abandono de las tierras con consecuencias como inactividad económica, perjuicio para otros agricultores que sí estén en activo, incendios forestales, daño medioambiental al suelo en sí mismo y el entorno…

 

En este sentido se debe también eliminar las desigualdades de ayudas que hay entre estados. Por ejemplo en la Toscana un agricultor recibe 5 veces más ayuda que uno de Extremadura.

En aspectos prácticos, la política europea agraria debe consensuar una regulación de los fitosanitarios más estricta orientada hacia la sostenibilidad ambiental. El futuro es ecológico y los fitosanitarios, fertilizantes y medidas de control de plagas también deben serlo.

Urgente es también la reducción de la burocracia que es el mayor límite del pequeño agricultor cuando desea comenzar su actividad.

De los políticos esperamos también nuevas propuestas para los usos de los territorios y potenciar actividades ecológicas en ellos en todos los sectores.

Asistentes a la reunión sobre Agricultura el pasado 19 de noviembre en el parlamento Europeo.
Asistentes a la reunión sobre Agricultura el pasado 19 de noviembre en el parlamento Europeo.

En Europa trabajan por plantear una gestión eficiente del agua con planes para las cuencas de los ríos y la montaña ante incendios, degeneración, despoblación… El gran reto es la reducción urgente de las emisiones de dióxido de carbono. Y para ello implementar medidas como una directiva europea de protección del suelo contra la erosión. El suelo es un recurso obligatorio a proteger. Se debe amparar la creación de cooperativas de compostaje que permitirán eliminar residuos, mejorar la fertilidad de los suelos, reducir los fitosanitarios que se necesitan, mermar la contaminación de nitratos al agua con las consiguientes mejoras de la biodiversidad del suelo.

Agricultura con tierra para la ganadería, un sector que precisa también profesionalización con ayudas directas a “personas en activo y profesionales” que acrediten su buen hacer.

Se trabajará para la reintroducción de ganado local, establecer prácticas ecológicas en crianza y matanza, apertura de mataderos ecológicos, darle valor añadido a los etiquetados así como legislar para promover prácticas de caza más sostenibles

Otro reto es el de recuperar variedades de semillas aunque ya se ha perdido el 75% de la biodiversidad de simiente libre que existía.

Todas estas medidas están encaminadas a revitalizar y repoblar el medio rural garantizando servicios e infraestructuras básicas (colegios, salud, etc) Hay que afrontar el envejecimiento de la población promoviendo que los jóvenes puedan acceder a la tierra y a las ayudas sin dificultades innecesarias. Sólo el 5% de los agricultores es menor de 35 años. Inadmisible. Es urgente el relevo generacional, son futuros empleos verdes.

El objetivo genérico y reivindicación compartida por todos los ponentes fue el que la PAC se simplifique. Los gobiernos regionales implementarán una PAC que debe ser sólo para profesionales, más vertebradora e igualitaria con los territorios, que cree canales cortos, agilice los trámites, sea equitativa con las ayudas y en general justa con el futuro del planeta que precisa un sector agrario joven, activo y ecológico.

La apuesta europea es competir por calidad diferenciada abanderando la agricultura ecológica por encima de cualquier otra forma de gestión de la política agraria.

Así mismo se propone la profesionalización y valorización de un oficio. Se debe potenciar como valor añadido la sabiduría agrícola tradicional. El que es agricultor lo es por necesidad y el reto es conseguir equipararlo a una profesión de futuro, rentable y que además permita preservar nuestra biodiversidad además de alimentar.

 

Reverdezcamos nuestras tierras huyendo de los monocultivos que ocasionan una obvia pérdida de biodiversidad. Hay que recuperar las simientes libres y nuestras variedades tradicionales para beneficio económico, ambiental y de la salud. Sin Iphone podemos vivir, pero sin alimento NO. La única opción de salvar nuestro enfermo planeta es con prácticas de agricultura ecológica y la extinción urgente de los químicos. Apostemos por el Greening de cara al 2020.


Información de Interés:

Presentaciones de la Reunion de Bruselas del 19/11/2015

Articulo de “La verdad” sobre las reuniones de Bruselas

Articulo de “Ara!Info” sobre las Reuniones de Bruselas 

Articulo de “El Norte de Castilla” sobre las reuniones de Bruselas

Articulo de “El Periodic” sobre las reuniones de Bruselas 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *