MARINEROS DE ASFALTO

Nuestro desarraigo de la madre tierra nos ha convertido en seres de asfalto que necesitan sendas para caminar. Los que vivimos en la costa tenemos que lamentar habernos olvidado del olor a ‘prao’ y de otro inherente a nuestra bahía, el del mar. El salitre no impregnará el nostálgico recuerdo de la infancia de nuestra descendencia si no recuperamos al viejo lobo de mar que de una forma u otra llevamos dentro. En nuestra bahía existe la posibilidad de vivir una aventura marítima a precio asequible y sin ninguna dificultad. Zarpamos en el barco híbrido de Santander Bahía Tours desde el Dique de Gamazo. Gracias a las explicaciones del capitán esta ruta permite comprender que nuestra bella bahía es, además, un ecosistema vivo en continua evolución y de enorme valor natural que hay que preservar. Panorámicas excepcionales para que la retina navegue por su belleza inolvidable pero también paciencia y unos prismáticos para descubrir algunos de los habitantes de este privilegiado entorno. Peces como congrios, doradas, mules, jargos… a los que, por la limpieza de estas aguas, se puede ver disfrutando de su medio natural y aves, muchas aves: cormorán, garza real, zarapito real… sobrevolando un mar cantábrico que sabe fundirse majestuoso con las dulces aguas del estuario del Miera. Ecoturismo a babor y educación ambiental a estribor para luchar a toda popa contra el asfalto y la ignorancia.

 

Jardines Urbanos Banner

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *