La Red Natura 2000, una red de desarrollo

Foto: Javier Lopez

José Manuel González

Responsable de Medio Ambiente, Mundo Rural y Territorio de Podemos Cantabria.

 

A pesar de que sigue siendo una gran desconocida para gran parte de los habitantes de Cantabria, la Red Natura 2000 es la red de espacios naturales más extensa del mundo y se extiende por el 21% de nuestra tierra. Desde las cumbres nevadas de los picos de Europa, hasta las praderas de fanerógamas de las marismas de Santoña, la Red Natura 2000 vertebra nuestros espacios naturales de mayor valor a lo largo de 185.000 ha, protegiendo la enorme biodiversidad cántabra. Desafortunadamente, hasta la fecha nuestra clase política no ha estado a la altura de dicho patrimonio y desde la creación de dicha Red ha incumplido de manera sistemática los compromisos adquiridos por ellos mismos. Especialmente grave es el retraso en la aprobación de los distintos planes de gestión y que en algunos casos acumulan más de 6 años de demora sobre los plazos contemplados en la ley, lo que podría costarnos una sanción europea. Pero más grave aún que el coste económico que la falta de compromiso político con el Medio Ambiente en Cantabria puede provocar, es la ausencia de una visión estratégica para nuestra tierra que dicha dejadez desvela con meridiana claridad. La Red Natura 2000 no debiera ser solo un conjunto de espacios que se unen para rellenar el expediente de la conservación, sino un instrumento de gestión europeo de la biodiversidad con el potencial de convertirse en el corazón de un desarrollo verde para Cantabria. El modelo Natura 2000 promueve una conservación activa de la naturaleza, que debe repercutir positivamente sobre las poblaciones locales de dichos espacios, para lo que ofrece nuevas oportunidades de desarrollo, facilitando el acceso de dichas poblaciones a fondos europeos como los fondos FEADER. Por todo ello, es necesario continuar con las acciones iniciadas en esta legislatura para el desarrollo de los distintos instrumentos de gestión de la Red Natura así como cumplir con los compromisos adquiridos en sede parlamentaria de ampliación de la Red incluyendo la Montaña Oriental Costera (MOC) y el Monte Hijedo en la Red Natura 2000, dotando además a dichos espacios de un presupuesto suficiente que permita una gestión activa de nuestro patrimonio natural. La Red Natura 2000 es también una red para el desarrollo, aprovechémoslo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *