KINESIOLOGÍA HOLÍSTICA INTEGRAL EN BIOCLÍNICA SANTANDER

La voz cálida y sabia de Susana Bolado nos recuerda qué somos los seres humanos, nuestras potencialidades y recursos internos para sobrevivir, reproducirnos y evolucionar en un entorno al que nos adaptamos. Una herencia filogenética milenaria que en estos tiempos tenemos adormecida o bloqueada. Hay que desaprender las costumbres que hemos interiorizado con la medicina alopática de sentirnos enfermos y recurrir de forma inmediata a una pastillita para acallar el dolor de cabeza que entendemos como enfermedad y no como síntoma. “La kinesiología holística es un método de diagnóstico bioenergético que tiene como objetivo desbloquear los procesos de autorregulación biológicos que tenemos como especie. Las capacidades humanas para estar en equilibrio con nuestro entorno y afrontar sus amenazas están bloqueadas por el estrés, nuestra forma de vida y los tóxicos que nos rodean, petróleo, pesticidas, mercurio… Esos bloqueos que incapacitan a nuestro organismo para curarse a sí mismo, generan síntomas de desequilibrios bioenergéticos y no enfermedades. Son las causas de esos síntomas los que hay que diagnosticar y restaurar o liberar las capacidades de adaptación biológicas”. Tenemos un enorme y desconocido potencial de recursos internos para adaptarnos a las peculiaridades de nuestras necesidades vitales. El organismo intenta comunicarse con nuestro raciocinio a través de determinados malestares y los acallamos, lo que comienza siendo un síntoma permitimos que se convierta en enfermedad. Hay que prestarnos más atención y confiar en nuestras capacidades interiores para sanarnos o al menos confiar en profesionales que a través de la kinesiología diagnostican y tratan las causas de estos síntomas. TestWEB“En kinesiología tenemos la técnica AR, Arm Réflex, que consiste en someter al cuerpo a una provocación que produce un reflejo en la longitud de los brazos. El estímulo es información que viaja a través de la médula al cerebro. Éste, si el cuerpo considera que el es estresante para él, y no puede compensarlo o adaptarlo, activará el neurotrasmisor sustancia P, que condiciona una respuesta en forma de acortamiento muscular que denota la toxicidad existente y la terapia que se debe escoger. Cada paciente es único puesto que única es su huella microbiana”. La kinesiología es por tanto una terapia unipersonal en la que no hay tratamientos generalistas que sirvan para dos pacientes con síntomas parecidos ya que cada uno de ellos tendrá unos recursos internos propios que la kinesiología determina y valora de forma personalizada. “En España no podemos estudiar Kinesiología aún en la Universidad aunque por fin hay un master en el real Centro Universitario María Cristina de Madrid que ofrece formación reglada universitaria. Con ese máster he completado mi formación. manosWebConocí la kinesiología como paciente, luego como terapeuta y sin duda confío en que en un futuro la medicina alopática pueda convivir con la biológica de forma complementaria. Soy afortunada pudiendo ejercer la kinesiología en un centro como la Bioclínica que me permite trabajar en equipo y de forma coordinada con los profesionales a los que derivo tras diagnosticar a los pacientes. La kinesiología es una terapia holística, es decir, integradora en el que la persona es un todo donde cualquier desequilibrio le afecta emocional y físicamente por lo que hay que ofrecerle recursos naturales y aprendizajes de cuidado personal que le permitan recuperar su equilibrio bioenergético”. El equipo multidisciplinar que ha formado Alberto Toca, Director de la Bioclínica, posibilita un espacio en el que recibir una terapia personalizada, integradora, de acompañamiento físico y emocional en la que se cuida la salud de la boca a los pies con criterios de restauración natural de los mecanismos de sanación personales que atesoramos como seres humanos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *