Grupos de Consumo en Cantabria

En febrero de 2007 tuvo lugar el Foro por la Soberanía Alimentaria en Nyéléni, Kenia donde se consensuó una declaración sobre el derecho de los pueblos a disponer de alimentos nutritivos y culturalmente adecuados, accesibles, sostenibles y ecológicos así como su derecho a decidir su propio sistema alimentario y productivo.

Inquietudes universales. En Cantabria, en el año 2007 un grupo de familias comenzó a gestionar su propio grupo de consumo. Hubo antes otros intentos pero destacamos éste por ser hoy uno de los más comprometidos y activos de la región. Son Efecto Ecológico, casi 60 familias que han conseguido salirse del sistema y alimentarse como quieren. Se puede. De hecho en Santander otras 40 familias se agrupan en torno a otro grupo de consumo Gira. Pero es que por ejemplo en Cabezón de la Sal no hay un solo grupo, sino que hay dos operativos y cumpliendo las expectativas de sus integrantes. Y más. Nos encanta poder ofreceros un listado sobre las propuestas de consumo alternativo en Cantabria para que quienes quieran comenzar a ejecutar su soberanía alimentaria, pueda integrarse en alguno de ellos o conocerles para que les formen y poder crear uno propio.

Para constituir un grupo de consumo son necesarios 3 requisitos, la firme voluntad de conseguir ser soberanos de nuestra alimentación, tener voluntad cooperativista y tiempo. Obviamente no tiene sentido crear un grupo de consumo que no sea ecológico.

El nacimiento de un grupo suele responder al siguiente guión. Cada productor ecológico suele tener unos clientes. Cuando varios productores se unen en un grupo de consumo ponen en común a sus clientes. Ganan todos. Los productores porque dan salida a una mayor cantidad de producción al incrementar su venta y los clientes al acceder a más variedad de alimentos. Cuando la red está tejida es el momento de invitar a que otros consumidores puedan sumarse al proyecto. El siguiente paso suele ser ponerse en contacto con elaboradores, productores y distribuidores en ecológico para completar la cesta de la compra y cerrar el círculo. En Cantabria es sencillo estar surtido de productos de huerta, huevos, leche animal, carne ecológica pero por ejemplo es imposible encontrar envasados como las conservas, encurtidos o leches vegetales. Aún estamos lejos de poder alimentarnos en ecológico cien por cien local y km0 aunque cada vez la oferta sea más variada. Así que al amparo de estas carencias los grupos de consumo se abastecen de mayoristas y consiguen una cesta nutritiva, llena de temporalidad, salud y buen gusto. Y el círculo está cerrado.

 

¿Ventajas de participar de un grupo de consumo?

Al realizar las compras en grupo se consiguen mejores precios y abaratan costes.

Además se intenta obviar intermediarios con lo cual el productor y cliente final hacen negocios en canales cortos que son más justos y beneficiosos para ambos.

Los grupos de consumo suelen tener objetivos secundarios al de alimentarse en ecológico y más barato. De hecho suelen compartir retos loables como ayudarse los unos a los otros en el proceso de producción del alimento, planificar proyectos que divulguen lo ecológico en comedores escolares o entre la población en general… Con los pequeños porcentajes que aplican al producto invierten en todo esto y también por ejemplo en formación, jornadas de convivencia, donaciones…

¿Desventajas?

Para salirse del sistema y ser soberanos de nuestra alimentación hace falta estar concienciados y disponer de tiempo. Tiempo para realizar la compra con previsión y planificando nuestro consumo semanal. Estos grupos dedican una jornada semanal en el reparto de los alimentos y cuentan con sus participantes para todo el proceso, elaborar listados, contactar con productores y proveedores, recepción de mercancías y reparto. Pero no cabe duda de que es un tiempo que empleado con gusto puede resultar muy gratificante y enriquecedor. Además hay grupos como Efecto Ecológico que cuentan con una herramienta informática que simplifica mucho el sistema de pedidos, tanto a los productores para ofertar su cosecha, como a los clientes para realizar su compra.

¿Son los grupos de consumo enemigos naturales de herboristerías y ecotiendas?

EN ABSOLUTO. ROTUNDAMENTE NO. Comparten grupos de consumo y estos negocios alternativos el reto de alimentar a sus miembros o clientes de forma ecológica. De hecho deben coexistir pues no cabe duda de que son muchas las personas que ni quieren ni pueden dedicar su tiempo a realizar una compra semanal por muy concienciados que sean. Ni son menos ecológicos ni creen menos en la necesidad de trabajar por ser soberanos de nuestra alimentación. Simplemente no tienen tiempo. Y además deben coexistir porque los miembros de los grupos de consumo también tienen olvidos e imprevistos y necesitan una eco tienda donde realizar esas compras de último momento porque concienciados son pero humanos también

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *