ESTA TEMPORADA SE PONEN DE MODA LAS BOLSITAS DE PAPEL RECICLADO Y LOS CARRITOS DE LA COMPRA PARA IR DE TIENDAS A GRANEL

tarros-de-cristal-ikea-hermeticos¿Soy la única que ha visto la foto que se hizo viral protagonizada por una mandarina pelada y puesta a la venta en un tupper de plástico? ¿Puede haber algo más absurdo que eso? No cabe duda que ningún recipiente conserva los alimentos como las propias peladuras. Ninguno. Y entonces ¿qué le está pasando a nuestra sociedad para necesitar empaquetar absolutamente todo en raciones, porciones, unos poco gramos, medios de enteros o unidades? Un desastre por lo surrealista que resulta si nos detenemos a reflexionar pero sobre todo por lo devastador que es para el medio ambiente. La industria del plástico y derivados está encantada, enriquecida e invirtiendo millones en publicidad para seguir fomentando este tipo de compra insostenible a todos los niveles. Es una “moda” de apenas tres décadas pero que ha arrasado con hábitos lógicos y sostenibles como la compra a granel. Los de cuarenta aún recordamos ir a la tienda con la huevera y llenarla con media o docena completa. O ir a rellenar las botellas de leche en vidrio que por supuesto se devolvían si no se necesitaban. Y no hace tanto como digo. En fin. Esperanza tenemos en que la “tendencia” de recuperar este tipo de hábitos de consumo se consolide y derroque masivamente esta compra en plásticos y más plásticos. Apostemos por el granel pero con determinación. Posibilidades tenemos. En las dos ciudades de nuestra región hay eco tiendas a granel muy bien surtidas de prácticamente todo lo que podamos necesitar. Otros comercios ecológicos también están compatibilizando la venta en sacos con los envases que, al menos en este tipo de negocio, tienen certificado ecológico y por tanto son biodegradables. En Torrelavega nos encanta visitar la tienda de Rubén, Graneles El Montañés. Luminosa, espaciosa con una gran variedad de productos orgánicos y ni un paquete ni paquetito ni minipaquetito, sino bolsas de papel reciclado o tus propios recipientes. En Santander compro con asiduidad en Graneles El Colmado por charlar un rato con Marisa la tendera y, porque entre tanto, me llevo a casa excelentes productos a un precio muy razonable respecto a su calidad. Su tienda es un rincón de paz en el que tomarse un tiempo se convierte en un placer para realizar una compra consciente.

 

 

Ventajas

*Si recicláis en casa y aún no compráis a granel. ¿No os parece una exageración las bolsas que tenemos que bajar a la basura de color amarillo? Es imposible reciclar y reutilizar los millones de toneladas de plástico que genera esta forma de consumo. Es urgente dejar de producirlos y reciclar al máximo los estrictamente necesarios.

*A granel se compra lo que se necesita pero por un motivo muy importante. Los alimentos en fresco somos conscientes del tiempo que ha transcurrido desde que se recogen hasta que se consumen porque tienen el chivato en su propia presencia. Sin embargo los alimentos en seco rara vez pensamos si llevan en su envase 4 meses u 8 meses y desde luego no es lo mismo. En un saco donde haya rotación nos aseguramos que las legumbres por ejemplo van a ser de temporada y mantienen sus propiedades nutritivas.

*Ahorramos. A los productores vender por sacos o cajas les permite no incrementar el precio de venta final con costes al empaquetar.

*Fomenta la venta de productos locales o km0 ya que muchos productores no podrían vender sus cosechas si tuvieran que envasarlas por los costes que ello conlleva y sin embargo, si podrán salir adelante si apostamos por comprar directamente de los sacos y cajas.

*Esta última ventaja que voy a mencionar la compartirás si has comprado a granel. Para mi sin ser la principal, desde luego es básica en mi opción de compra: la venta en sacos te permite disfrutar de los olores de los productos, sus texturas e incluso alimentarte con los colores y formas de los productos a la venta. Es maravilloso, inspirador y evocador de las personas que trabajaron sus cosechas y los lugares donde se producen, de la vida que reside en cada grano, cereal, verdura… Los alimentos son vida y la vida no se debe empaquetar y encerrar en una cárcel de plástico.

 

Recordatorio

Cuando llegues a casa coloca en tu despensa los productos a granel que hayas adquirido en tus botes preferidos, de lata, vidrio, madera… Y esos otros más ligeros, por ejemplo de plástico reutilizado y las bolsitas de papel reciclado, mételos en tu carrito de la compra en ese mismo momento, para que cuando vuelvas a tu tienda de graneles no te pase como a mí, que muchas veces le tengo que pedir a Marisa que me preste bolsitas porque las he olvidado.

el colamado

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *