Colégio Cisneros

Hemos decidido reflejar en esta sección el Proyecto del Colegio Público Cisneros por su ejemplar instalación de paneles solares fotovoltaicos conectados a la red hace más de una década y nos han sorprendido con mucho más. Su apuesta por la sostenibilidad es real, integradora, educativa, global y eficaz. Ejemplar. En su página web van dando cuenta de sus actuaciones y llama la atención los 24624 kWh producidos por la energía solar con sus paneles en los 11 años que llevan funcionando. En el colegio tienen además sensores de presencia, fluorescentes eco y balastros electrónicos que generar un ahorro del 40 % de ahorro, iluminación led en sustitución progresiva de las bombillas que se van fundiendo… Ahorran en la etapa escolar y también en vacaciones desconectando todos los aparatos para conseguir un consumo “negativo” (producir energía limpia y no consumir nada). Educando a los peques en consumir de forma más eficaz también han instalado perlizadores y grifos de presión. En las aulas se usa papel ecológico y minimizando al máximo su dependencia del mismo por ejemplo enviando las notas del cole por correo, informando a las familias por la web o por la app del centro. Reducir en unos casos y reutilizar en otros como su Proyecto BOTUNI para dar una segunda vida a las latas de aluminio y destinar los fondos que ésta recogida genera para donarlo a UNICEF y sus proyectos solidarios. Evitan contaminar y también a nivel acústico con la eliminación de los timbres en la entrada. El Cisneros cuenta con un punto limpio para ropa, tóner, latas, móviles (para proyectos de Amnistía Internacional) y un punto de préstamo de sillas de ruedas para el alumnado que lo precisa… Punteros en utilización académica del software libre Linux pues ahorra energía, aumenta la vida útil de los equipos además de las ventajas éticas. Más cosas. En breve los babys que vestirán los peques serán de algodón ecológico, tintes naturales y producción justa. En un centro así no extraña que os contemos que ofrecen un comedor escolar sostenible, ecológico y mayoritariamente con productos de temporada y locales. Los desayunos también son sostenibles y hasta el cacao es de Comercio Justo. Obviamente en este colegio hay cero golosinas o comida basura. Todos los años, la última semana de noviembre celebran la Semana de la Sostenibilidad con talleres, charlas, salidas… para seguir concienciando y educando en estos valores. En este final de curso están a punto de inaugurar la primera Biblioteca Pública Escolar de la región 100% ecológica decorada con pintura libre de tóxicos y con mobiliario con certificaciones medioambientales. Y retos, pues muchos, y uno muy destacado: un huerto escolar que desea ser ecológico, intergeneracional, tecnológico, accesible… El Colegio Público Cisneros es ejemplar gracias a un extraordinario y motivado grupo de profesionales y familias que consiguen trasmitir los valores de la sostenibilidad y equidad a su afortunado alumnado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *