BIOCLÍNICA ¿ODONTOLOGÍA NEUROFOCAL? ¿TERAPIA NEURAL?

d01b7055Claudia Vázquez, Licenciada en Odontología y Terapia Neurofocal

Licenciada en Odontología y tras muchos años de profesión, Claudia Vázquez ya no concibe su práctica profesional en un centro convencional. La resultaría imposible trabajar centrándose en eliminar el dolor de un diente pensando que el problema se ciñe a esos milímetros en observación. Especializada en Odontología Neurofocal sabe que la boca es parte de un sistema y que un diente está interconectado con el resto del cuerpo “La boca no es una cajita hermética en la que puedes quitar y poner sin que estos cambios afecten al resto del cuerpo. La odontología que practico es integrativa. El objetivo no es ir contra los procesos patólogicos o enfermedades, sino acompañar a la persona de forma integral ayudándola a encontrar su propia salud. La terapia neural consiste en hacer pequeñas infiltraciones con un medicamento que se llama procaína, en puntos de bloqueo energéticos a los que conocemos como focos de interferencia. El setenta por ciento de estos bloqueos están en la parte superior del cuerpo y ralentizan o colapsan el sistema nervioso. Nos referimos a obturaciones de amalgamas, implantes, antiguas cicatrices de extracciones dentales, mezclas de metales, dientes retenidos… La boca es un sistema muy nervado y vasculizado en el que se retienen muchos bloqueos. Con estas infiltraciones recuperamos el correcto impulso nervioso del sistema”. Somos un todo de la boca a los pies. Claudia es una eminencia en su especialidad, imparte un Master de Terapia Neural y Odontología Neurofocal en la Universidad de Barcelona y unos días al mes deja su puesto en una prestigiosa Clínica Odontológica de Barcelona para integrarse en el equipo multidisciplinar de la Bioclínica de Santander. “Cada persona tiene su ritmo, hay quien puede adaptarse a las tensiones que le generan sus bloqueos en boca y quienes sufren las consecuencias de forma más agresiva. Nuestra forma de entender la odontología es holística y adaptativa a cada persona e historia vital. La boca está en la base del cráneo y cualquier patología o problema afecta al sistema nervioso de nuestro cerebro. Los bloqueos alteran el flujo de energía bloqueándolo o generando corrientes eléctricas. Cada persona lo manifiesta con una intensidad. Las infiltraciones de procaína van regulando y regenerando estos bloqueos. Aparte hay que drenar y ayudar a que cada persona lidere el restablecimiento de sus equilibrios internos”.

Somos responsables de nuestra salud, en estas últimas décadas las prácticas de la medicina alopática nos ha enseñado lo contrario, pero hay que recuperar el criterio y la sabiduría interna que nos permitirá cuidarnos con los recursos que nos han permitido sobrevivir como especie durante miles de años. Más allá de los milímetros de diente dolorido con que acudamos a un especialista, debemos observar si se interesan por saber sobre cómo nos alimentamos, dormimos, higienizamos… porque un profesional con una visión integrativa, especializada y biológica de la odontología no podría empastarnos y mandarnos para casa sin informarnos sobre el porqué de la molestia que nos sentó en su consulta y el cómo evitar su repetición. En la Bioclínica Santander se preocupan de que la boca sea una fuente de salud y no el origen de problemas continuados, dolorosos y costosos.

 

 

 

14113813_632222100283349_1058700215_o

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *