ARRE, ASOCIACIÓN RABÍ RASINES DE EQUINOTERAPIA

Ernesto no quería que le entrevistásemos a solas. Su deseo era que el equipo de ARRE al completo protagonizara este reportaje. En parte cumpliremos su deseo, pero permítenos que comencemos este artículo centrados en tu persona. Bien mereces unas líneas que reflejen tu entusiasmo, pasión y sabiduría. Ernesto es uno de estos hombres con una vida extensa en dedicaciones profesionales que afrontan el final de su etapa laboral como la oportunidad de desarrollar una vocación. “Nunca había trabajado en algo que me llenara de verdad y por eso me empeñé en desarrollar mi pasión por los caballos y convertirlo en una ocupación. Siempre he tenido caballos pero como hobby. Un día me decidí a realizar un curso de iniciación a la equinoterapia y me conquistó. Seguidamente cursé un Postgrado Universitario de Equinoterapia en Barcelona durante un año. Mientras me formaba comencé a trabajar con mis caballos y dando forma al sueño de poder ofrecer terapias en Rasines”. ¿Merece o no su empeño unas líneas personalizadas? Yo creo que sí. Te felicito por ello así como por saber hacer extensiva tu ilusión al gran equipo de profesionales que te acompañan en la aventura de la Asociación Rabí- Rasines de Equinoterapia. ARRE tiene ubicadas sus instalaciones en Rasines y lleva ya tres años ofreciendo este método terapéutico de abordaje multidisciplinar que emplea al caballo por su capacidad de socialización, nobleza así como por su facilidad para recibir y transmitir afecto sin sumisión pero con permisividad.

Es de obligado cumplimiento mencionar y destacar la labor voluntaria de los profesionales que hacen de ARRE una realidad.

Sandra Calzada                  Psicóloga

Ana Letón                            Fisioterapeuta

Mª Teresa González         Pedagoga de Educación especial y Logopeda

Vanessa Avilés                    Terapeuta Ocupacional

Dani Rozas                          Guía

 

 

“Un equipo multidisciplinar que se sienta alrededor de esta mesa a decidir qué terapia y qué caballo asignamos a cada usuario. Estoy muy orgulloso de nuestros profesionales que realizan un trabajo casi impagable, de hecho cuantificamos las sesiones en un coste por hora de 35€ cuando trabajan en cada una varios terapeutas de forma simultánea así como auxiliares y el guía. Quienes pueden, lo pagan y con los que no intentamos hacer algún tipo de trueque como la cesión de hierba para los caballos o de algún trabajo”. Para integrar nuestra asociación a nivel local comenzaron ofreciendo gratuitamente las terapias a personas del pueblo con necesidades específicas. Hoy en día nadie duda ya de los beneficios de la equinoterapia. Este equipo tiene el compromiso, tras estos años de experiencia, de consolidarse, mantener la calidad de su trabajo y si pueden crear un puesto de trabajo estable. “En este tiempo de trabajo hemos disfrutado de evoluciones increíbles que animan a seguir trabajando y ofreciendo nuestras terapias. Es muy gratificante ver cómo diferentes patologías van mejorando a nivel físico, cognitivo y social”.

En ARRE los principales terapeutas son los caballos. “Viven libres, sueltos y en manada porque es la forma natural en que se relacionan entre ellos. De los vínculos que establecen, los caballos desarrollan actitudes para relacionarse con los usuarios. Nuestro equipo equino está formado por el abuelo, Salditxu, que con sus 27 años está ya jubilado pero al que a veces le presentamos a usuarios para que le peinen o acaricien. Luego está Safar de 18 años que es el padre de nuestras yeguas. Es el guía de la manada y cuando salimos de nuestro recinto, transmite seguridad y confianza al resto de los caballos sólo con su presencia. La hembra alfa de la manada se llama Nabila y tiene 14 años. Es madre y muy maternal con sus hijas y con los usuarios de menos edad que vienen a las terapias. Fara de 9 años y Rabí de 8 son pizpiretas y enérgicas dada su edad pero también entregadas y sensibles en las sesiones, como si fueran conscientes del trabajo tan especial que desarrollan”. Un equipo humano y equino que entrega lo mejor de sí mismos para que a los usuarios, sesión tras sesión, les cambie la vida.

 

alquimia

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *