Apiterapia en Santander

La apicultura pasó de ser una afición familiar a un negocio en el año 2007. Producen en ecológico “porque es fundamental saber que lo que comemos es 100% natural, nos gusta tratar bien a los animales y respetar el medio ambiente”. Su marca, Brezomiel, ha recibido reconocimientos nacionales e internacionales que la sitúan como una de las mejores mieles del mundo. Además de miel, la colmena ofrece propóleos, polen, jalea real y veneno de abeja. “El veneno siempre me ha interesado. Soy enfermera y pensar que se pueden quitar tantas dolencias y tener una calidad de vida mejor, me apasiona. Por eso hace unos años empecé a formarme como apiterapeuta y me saqué el titulo para poder ejercer como tal. “

Lo que pretendo con la apiterapia es que sea un complemento de la medicina tradicional.”

La apiterapia es un tratamiento natural que utiliza en microdosis las cualidades terapéuticas del veneno de las abejas y mediante picaduras en diferentes partes del cuerpo humano, a fin de obtener los beneficios analgésicos, antiinflamatorios y de modulación en la respuesta inmunológica del organismo.

”Para iniciar un tratamiento hay que descartar el factor de alergia. Luego realizamos un mapa de “la ruta del dolor” en todo el cuerpo del paciente, identificando los puntos físicamente afectados y marcándolos para su estimulación gradual. El tratamiento avanzará con aplicaciones locales y sistémicas. Las picaduras son de unos 2 segundos”

La terapia se realiza en una sesión semanal. Realizado el test de tolerancia se suele comenzar con una picadura, pudiéndose incrementar gradualmente, hasta administrar 12 o 15 aplicaciones en una misma sesión.

El veneno de abeja, la apitoxina, posee al menos siete agentes biológicos muy activos que se potencian entre sí y provocan una cadena de efectos terapéuticos sobre el organismo.

Tiene una efectividad de hasta un 80% en dolencias y enfermedades como el lupus, la artrosis o esclerosis múltiple. Un 90% en alergias, fibromialgia, inflamación de la próstata, asma bronquial, incontinencia urinaria o ciática. Y un 100% en lumbalgias o cefaleas.

El polen y su riqueza en selenio son relevantes para prevenir el cáncer de pulmón, colon, colon-rectal debido a las propiedades antioxidantes de este mineral. La apitoxina y el propóleo ejercen una importante acción inmunoestimuladora, actuando incluso directamente sobre la célula cancerosa o inhibiendo su aparición. Así mismo es muy eficaz para ir corrigiendo enfermedades crónicas como la Diabetes tipo 2, la hepatitis crónica, cirrosis o la tiroiditis autoinmune.

 

 

 

 

Apiterapia Santander C/ Vargas 57-D, entlo. Oficina 5 Tf. 942-37-74-46
www.apiterapiasantander.com     consulta@apiterapiasantander.com
Primera consulta gratis. 1 sesión 35€. Bono 8 sesiones 175€.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *